...

La Junta de Andalucía suelta un mochuelo

La Junta de Andalucía ha soltado un ejemplar de mochuelo en el área recreativa de Puerto Lobo, en la sierra de Huétor (Granada), para concienciar sobre el peligro de las líneas eléctricas para la avifauna.

El mochuelo, procedente del Centro de Recuperación de Especies Amenazadas, fue rescatado el año pasado tras sufrir una electrocución. Su liberación es un acto simbólico con el que la Junta quiere dar a conocer las ayudas que ofrece a los titulares de líneas aéreas de alta tensión para que las adapten y eviten así colisiones y electrocución de aves.

El Centro de Recuperación de Especies Amenazadas de Pinos Genil (Granada) recibió el año pasado 894 ejemplares con algún tipo de accidente o enfermedad, de los cuales 791 fueron aves. De estas, 27 fueron por electrocución y 52 por colisión, lo que supuso casi el 10 por ciento de incidencias con tendidos eléctricos del total de aves ingresadas.

Para evitar estos accidentes, la Junta de Andalucía ha puesto en marcha una convocatoria de ayudas, con cargo al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Unión Europea, para la adaptación de líneas eléctricas de alta tensión a los requisitos establecidos en la Orden de 4 de junio de 2009.

Las ayudas están destinadas a los titulares de líneas aéreas de alta tensión ubicadas en zonas de protección de la avifauna, como Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y ámbitos de aplicación de planes de recuperación y conservación para especies de aves amenazadas.

El importe total disponible para la convocatoria asciende a 11.187.264 euros para el periodo 2023-2025.

Conclusiones:

La Junta de Andalucía está trabajando para proteger a la avifauna de los peligros de las líneas eléctricas. Para ello, ha puesto en marcha una convocatoria de ayudas para la adaptación de estas líneas a los requisitos establecidos.

Estas ayudas son una oportunidad para los titulares de líneas aéreas de alta tensión de contribuir a la conservación de la avifauna y evitar la electrocución y colisión de aves.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *